X

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Para más información haz click aquí.

 

Como podar un rosal

Como ya es sabido una de las labores de invierno es la poda en rosales, realizándose ésta los últimos días del invierno, cuando ya no hay peligro de que las heladas dañen las plantas.
Se entiende por poda a la eliminación de ramas, brotes y raíces con el propósito de modificar la forma de planta, aumentar su vigor, eliminar las partes secas y enfermas o mejorar la calidad de las flores y los frutos.
A continuación algunos consejos prácticos para que usted mismo pueda realizar esta tarea en su propio rosal.
· Primero que nada antes de comenzar a podar, lave las herramientas con cloro o una solución formada por partes iguales de un desinfectante de heridas y agua, para evitar la transmisión de enfermedades de una planta a otra. Si durante la actividad el rosal resulta dañado limpie las heridas con polisulfuro de calcio o vela derretida con el fin de sellar las grietas e impedir la entrada de algún patógeno.
· Eliminar las ramas secas, dañadas o enfermas. Para saber si una rama está muerta, la superficie que se ve tras el corte del tallo es de color marrón, si está viva es de color blanco.
· Eliminar chupones que brotan del portainjerto, los cuales no sirven para nada porque no dan flores y consumen agua y nutrientes. Se reconocen porque las hojas son verde claro y son mas pequeñas. Eliminarlos desde su inserción.
· Eliminar las flores marchitas debido a que afean al arbusto y le consumen energías para formar el nuevo brote. Las flores pasadas se deben eliminar cortando por debajo de la segunda hoja a partir de la flor.
· Muchas veces los rosales tienen brotes con tres capullos en el terreno. Si quiere flores más grandes y mejor formadas hay que eliminar dos de ellos, dejando solo el botón central.
· Los cortes siempre deben hacerse limpios, es decir, sin picotazos y estos tienen que ser al bisel (en forma inclinada), con herramientas perfectamente afiladas. La distancia que separa la yema del corte nunca debe ser superior a los 5cm.
Corte por encima de la yema
1.- Corte correcto: distancia, ángulo y sentido de la inclinación correctos.
2.- Corte incorrecto: demasiado cerca de la yema.
3.- Corte incorrecto: demasiado lejos de la yema.
4.- Corte incorrecto: sin inclinación.
5.- Corte incorrecto: sentido de la inclinación incorrecto.
Durante la floración si queremos fomentar la producción de botones florales será necesario eliminar el tallo donde estaba situada la anterior rosa, por lo que cuando un brote se despunta es necesario retirar toda la porción superior hasta un punto por debajo de la primera hoja de cinco foliolos.
Con todos estos datos útiles usted ya está capacitado para podar su propio rosal.

Comparte:



Publica tu comentario


Suscríbete al Agroboletín

Recibe semanalmente ofertas y análisis de los productos más interesantes.