X

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Para más información haz click aquí.

 

Fases del abonado del olivar

descarga

Como el suelo no puede suministrar a una planta los nutrientes necesarios para su crecimiento y producción en el tiempo adecuado. El agricultor, si quiere atender las necesidades nutritivas del olivar, tendrá que establecer un programa de abonado racional basado en las extracciones de nutrientes por el olivo en relación a la producción esperada, la fertilidad del suelo, el estado de nutrición del árbol y los nutrientes aportados por las reservas contenidas en tallos y hojas viejas.

Las cantidades de nitrógeno, fósforo y potasio que el olivo extrae anualmente, por cada 1.000 kg de aceituna recogida. 

Nutrientes

(kg/1.000 kg de aceitunas)

N

15-20

P2O5

4-5

K2O

20-25

Las mayores necesidades de nitrógeno se sitúan en la floración y el cuajado del fruto, en tanto que las de potasio son más importantes a partir del endurecimiento del hueso y el engorde de la aceituna. 

Nutrientes en el olivar

El nitrógeno, es el elemento más importante en la fertilización del olivo. Acelera la actividad vegetativa y el desarrollo de la planta.

Es poco estable en el suelo, razón por la que hay que tenerlo presente anualmente en los programas de fertilización.

El fósforo acelera la maduración y mejora la floración y el cuajado.

El potasio desempeña una labor importante en el transporte de azúcares en la planta. Aumenta la resistencia del árbol a las heladas y a las enfermedades criptogámicas. Mejora el tamaño y la calidad de los frutos.

El boro es un microelemento de gran importancia para el olivo, cuya deficiencia aparece más frecuentemente en suelos calizos y terrenos secos.

El hierro es otro elemento que debe ser tenido en cuenta en el olivo, ya que puede manifestar deficiencias en hierro aún estando este elemento presente en el suelo, debido a la inmovilización que produce el ión bicarbonato sobre este nutriente

RECOMENDACIONES DE ABONADO

Olivar de secano

El agricultor puede optar por utilizar sólo abonos nitrogenados, (en zonas menos productivas, bien abastecidas de fósforo y potasio) o utilizar abonos complejos sólidos o líquidos.

El fósforo y el potasio pueden incorporarse en otoño

La forma tradicional de aplicar los fertilizantes al olivar de secano es aportarlos al suelo, cerca de las raíces absorbentes. 

Recomendación de abonado del olivo (kg/ha)

Producción aceituna (kg/ha)

NPK 20-8-14-0,1 B

< de 1.500

150

1.500-3.000

300

3.000-4.500

400

4.500-6.000

500

> de 6.000

600


Olivar de riego

El nitrógeno se debe aportar en mayor proporción en el periodo primavera-verano (marzo -julio)

El fósforo se podrá aportar en cantidades mensuales prácticamente iguales a lo largo de la campaña.

El potasio se aportará en mayor proporción a partir del endurecimiento del hueso hasta el final de verano y especialmente durante el otoño.

Aportaciones mensuales de nutrientes en fertirrigación (%)

Mes

N

P2O5

K2O

Marzo

4,5

4

2

Abril

4,5

4

2

Mayo

22

17

10

Junio

22

17

10

Julio

21

17

21

Agosto

11

17

22

Septiembre

10

17

22

Octubre

5

7

11

En olivar de riego se aconseja lo siguiente:

• Abonar siempre que se riega (incluso si está lloviendo). No dejar intervalos de tiempo de riego sin fertirrigar
• No cambiar nunca los goteros de sitio.
• Abonar siempre que sea posible con soluciones ácidas. El pH a la salida del gotero debe estar en torno a 6,5.

Aportación de abonos vía foliar

El olivo tiene una hoja que admite muy bien el abonado foliar; por tanto, en secano y siempre que sea posible, se recomienda aportar los fertilizantes vía foliar. Las aportaciones de nitrógeno, potasio y microelementos pueden realizarse aprovechando tratamientos de productos fitosanitarios.

Para la aportación de nitrógeno se puede utilizar urea cristalina.

Abonado en olivo para Producción Integrada

Es obligatorio realizar la fertilización mineral teniendo en cuenta , fertilidad del suelo y estado nutricional de la planta. Anualmente se realizarán análisis foliares . Se debe cumplir la normativa vigente para la protección de las aguas a la contaminación de nitratos. Está prohibido superar en secano 70 kg N/ha en olivar tradicional y 100 kg N/ha en olivar intensivo. En riego superar 120 y 150 kg N/ha respectivamente. También aplicar los fertilizantes en diciembre y enero sobre suelo desnudo.

Comparte:



Publica tu comentario


Suscríbete al Agroboletín

Recibe semanalmente ofertas y análisis de los productos más interesantes.