Los nuevos motores 4V-CR

Si antes se podía hablar de motor diesel de cuatro tiempos– admisión, compresión, combustión y escape-, ahora habría que añadir un quinto, la preinyección. Hoy en día, gracias a su sistema de inyección directa a alta presión con control electrónico, el recién nacido de los motores John Deere ofrece prestaciones inimaginables hace unos años.

El reto era claro, y la ecuación difícil de resolver en los motores agrícolas: reducir la polución emitida sin perder ni potencia ni par, sin aumentar el consumo, como temían los expertos y operadores. Los PowerTech John Deere ya disfrutaban de una reputación sin igual, pero en vez de adaptarlos para conformarlos a las normas, los ingenieros han desarrollado nuevos nuevos motores de 4 y 6 cilindros (para los modelos 6320 a 6920 S), como base de futuros progresos.

Su comparación con los motores anteriores pone en evidencia los avances tecnológicos. La combinación de 4 válvulas en un rail de inyección común de alta presión (Common Rail), aparece también en automóviles Diesel de alta gama, pero esú nica en motores agrícolas.

Seguro, estos PoverTech 4VCR de nivel II superan el reto de las normas. Se han reducido las emisiones de Nox, y las de hollín se han bajado al 84% respecto a los motores de nivel I. Ciertamente, en la técnica de 4 válvulas, cada una de estas tiene un diámetro inferior al de las de un motor de 2 válvulas, pero su combinación aumenta la superficie de admisión en un 22% y la de escape en un 40%, es decir, un flujo de aire un 26% más elevado. Esta hiperventilación se traduce en una eficiencia extraordinaria. Los inyectores en posición vertical y central respecto a los pistones de cámara centrada, aseguran la mejor mezcla airecarburante.

La bomba de alta presión suministra hasta 1.350 bares en el rail común que alimenta cada inyector, sin caída de presión. Aquí, con una precisión de milisegundos, la regulación electrónica desempeña su papel y permite efectuar una preinyección cuando el pistón está en posición baja, reduciendo también el ruido en el arranque en frío. Estos motores también son más potentes y su gama de potencia constante ha aumentado incluso en un 25%. La potencia adicional, 13 CV en el 6620, es superior en un 40% a la del motor de nivel I. La reserva de par no solamente ha aumentado, alcanzando un 40% en este mismo 6620, sino que ahora es posible hablar de par elevado constante, por ejemplo, de 1000 a 1500 rpm en el motor del 6920.

La ventaja de estas características es poder trabajar en la potencia nominal a un régimen más bajo, lo que reduce el consumo y el ruido.“ La respuesta en potencia es más rápida y con mucho más nervio”, dice Daniel Kaufmann tras las primeras horas con su nuevo 6620 Auto Power, en su explotación lechera de 100 ha,con una producción media de 9.600 kg/vaca/año, en Gottesheim (Bajo Rin), al comparar el motor con el de un 7700. Fiel a John Deere, en razón de la fiabilidad del producto y de la eficacia del servicio, también ha comprado este 6620 por su comodidad. El tractor hará1.500 horas/año transportando y segando alfalfa y hierba.

De un simple reto que cumplir, reducir el impacto en el medio ambiente, John Deere ha desarrollado una nueva tecnología que aporta eficacia y valor añadido a su explotación.

John Deere

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *