X

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Para más información haz click aquí.

 

ESTUDIOS CIENTÍFICOS SOBRE LAS PROPIEDADES DE LOS NÍSPEROS

Los nísperos, esos frutos sabrosos de apariencia exótica y origen subtropical que tienen en la población valenciana de Callosa d’En Sarrià su principal zona productora, son unos poderosos aliados de la salud y la belleza, según han revelado recientes estudios científicos.

El consumo regular de nísperos produce un efecto tonificante de primer orden sobre la piel, a la que ayuda a mantenerse tersa y joven debido en gran parte a su altísimo contenido en agua, pero también gracias a sus elevados índices en calcio, potasio, fósforo y vitaminas A y C. El acelerado ritmo de vida actual, sobre todo en las ciudades, acarrea muchos problemas cutáneos y dificultades para lograr una correcta regeneración celular. El consumo de esta fruta ayuda a contrarrestar los nocivos efectos del estrés sobre la piel. Diversos trabajos de carácter científico también desvelan que el níspero contribuye al fortalecimiento y buena salud del cabello y, en general, al mantenimiento de un aspecto saludable.

Sin embargo, las rasgos benéficos de esta fruta no se limitan a su capacidad para actuar como un potente cosmético interior, su consumo regular también reporta otros muchos efectos benéficos para la salud. En primer lugar, el níspero es una fruta muy digestiva, por lo que está especialmente indicada para aquellas personas que poseen un estómago delicado. Tiene también propiedades diuréticas y debido a su riqueza en potasio y a su escasez en sodio, resulta sumamente recomendable para combatir problemas de hipertensión. El níspero actúa, además, como un depurativo de primer orden.

Dentro de los numerosos beneficios que el níspero aporta a la salud, una de las cualidades más valoradas por los expertos, es la que hace referencia a su alto contenido de pectina. Este tipo de fibra soluble es muy aconsejable en la dieta de enfermos con problemas cardiovasculares, y contribuye a disminuir los niveles de colesterol en la sangre. Tales efectos se ven acentuados por el escaso contenido lipídico de la fruta.

Además, el níspero es un potente antidiarréico, ejerce una efectiva acción astringente y tonificante sobre las mucosas intestinales. Por último, sus propiedades digestivas se completan con un eficaz efecto antiinflamatorio inhibidor y regulador de la actividad intestinal.

Esta fruta de forma ligeramente ovalada presenta una piel de color marrón anaranjado. Su textura es fina y lisa aunque, resistente al mismo tiempo. Cuando está madura se separa fácilmente de la pulpa y presenta un fruto jugoso de apariencia carnosa con un intenso y equilibrado sabor agridulce.

Un origen lejano y exótico

El origen de esta fruta se sitúa en el sur de China. Desde allí se extendió a Japón donde adoptó el nombre actual. Fue el capitán Cook, quien en la expedición que realizó alrededor del mundo en 1770, llevó los primeros nísperos a Inglaterra desde donde se difundieron al resto de Europa. No obstante, y de forma paralela a la aventura del marino inglés, el níspero encontraba otra vía de penetración en Europa gracias a un grupo de misioneros jesuitas que lo introdujo en Francia en 1784. Años más tarde, el níspero comenzó a cultivarse por el Sudeste y Levante de la península Ibérica, donde llegó gracias a un marino mercante llamado el capitán Roig, que lo introdujo a través del puerto de Sagunto.

Sea como fuere, las bondades del clima mediterráneo hicieron posible que el níspero encontrase en esta zona, el contexto más apropiado para desarrollar todas sus posibilidades, de tal manera que los frutos cultivados en las montañas de Alicante pronto alcanzaron un nivel de calidad sin parangón. Concretamente, la localidad alicantina de Callosa D’En Sarrià se convirtió, aprovechando su clima subtropical, en el mejor escenario posible para este tipo de cultivo. En 1992 los nísperos de la zona fueron distinguidos con la Denominación de Origen “Nísperos d’En Callosa de Sarrià”, única en el mundo y que implica un unánime reconocimiento a la calidad y desarrollo que estos frutos han alcanzado en esta comarca.

El Consejo Regulador de esta Denominación de Origen vela escrupulosamente por el mantenimiento de la calidad original del níspero de Callosa d’En Sarrià, lo cual supone una importante garantía para el consumidor que puede reconocer el producto original no sólo por su incomparable sabor, sino también por la contraetiqueta que emite el Consejo Regulador y que asegura la óptima presentación y calidad de las frutas.

D.O. Nísperos Callosa d’En Sarrià

Comparte:



Publica tu comentario


Suscríbete al Agroboletín

Recibe semanalmente ofertas y análisis de los productos más interesantes.