X

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Para más información haz click aquí.

 

Podredumbre blanca en hortícolas

podredumbre

Esta enfermedad es la causante de la aparición de podredumbres blandas y blanquecinas en cultivos hortícolas, que no desprenden olor.

Para que se produzca la enfermedad es necesario que haya pasado por unas determinadas condiciones previas, que se producen en el suelo a partir de infecciones en cosechas anteriores.

Este hongo puede tener una duración media de 4-5 años en el suelo, siendo el principal medio de destrucción por parasitismo.

Cultivos afectados: berenjena, calabacín, judías, pepino/pepino dulce, pimiento, tomate.

Síntomas

Tiene síntomas muy variables, dependiendo de la plantan afectada, incluso del órgano, pero en general se distingue por la aparición de una podredumbre blanca, acuosa, que no suele desprender mal olor, a diferencia de otras podredumbres blandas como Botrytis que si que desprenden un olor desagradable.

Los síntomas pueden localizarse en tallos, hojas y frutos, apareciendo una gran abundancia de micelio blanco que más tarde se vuelve negro, pudiendo ser de hasta 1 cm de diámetro. Estas manchas al principio son blandas y acuosas secándose conforme avanza por la parte central.

Agente causal

Esta enfermedad esta causada por un hongo denominado Sclerotinia sclerotiorum.

Ciclo de actividad

La germinación del hongo se produce de inmediato, puede vivir durante un tiempo más o menos largo hasta que se den condiciones de humedad relativa adecuada y se disponga de una fuente nutritiva, que generalmente proviene de los pétalos de las flores, que una vez infestados al caer provocan una infección secundaria al tallo de la planta.

Comentarios ciclo:
El desarrollo del hongo se ve favorecido con unas temperaturas comprendidas entre 10 y 25ºC, y con altas y persistentes humedades relativas.
Si la temperatura media es superior a los 25ºC el riesgo de infección disminuye considerablemente.

Prevención y control

La medida preventiva más importante es la eliminación de plantas y frutos enfermos.
Eliminación de los restos vegetales anteriores y malas hierbas, así como medidas para evitar humedades relativas altas, entre las que se encuentran la buena ventilación del invernadero, evitar marcos de plantación densos,…

Es recomendable la rotación de cultivos, y el acolchado con plástico negro.
Mediante solarización se puede eliminar gran parte de los restos de enfermedad que pueda existir en el suelo aletargada.

Como medidas químicas se puede realizar una desinfección del suelo una vez se ha eliminado el cultivo.

Es recomendable realizar tratamientos de prevención en aquellos cultivos que se consideren de riesgo, así como en zonas en que se dé la enfermedad de forma continua y bajo condiciones favorables para el hongo, es decir, en floración con humedades relativas altas.

 

 

Comparte:



Un comentario “Podredumbre blanca en hortícolas

  1. Pingback: Podredumbre blanca en hortícolas | Agrot...

Publica tu comentario


Suscríbete al Agroboletín

Recibe semanalmente ofertas y análisis de los productos más interesantes.