X

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Para más información haz click aquí.

 

La Araña Roja

aroja cabecera

La araña roja es un ácaro que se encuentra ampliamente distribuido por toda España, especialmente en aquellas zonas cálidas de clima suave, como es la costa mediterránea y zona sur de España.

Cultivos afectados

Algodón Berenjena Cítricos Fresa/Fresón Frutales Hortalizas Judías Melón Ornamentales Ornamentales Pimiento Sandía Tomate Vid/uva

Descripción

La araña roja es un ácaro que se encuentra ampliamente distribuido por toda España, especialmente en aquellas zonas cálidas de clima suave, como es la costa mediterránea y zona sur de España.

Se trata de un ácaro muy cosmopolita y polífago que afecta a prácticamente todos los cultivos protegidos, al aire libre, ornamentales, y plantas espontáneas.

Los adultos tienen un tamaño de 0,5-0,6 mm. de longitud, y poseen una coloración variable en función de la planta que se estén alimentando, clima y edad, pudiendo adoptar coloraciones verdosas, amarillentas o rojas.

Síntomas

Los síntomas más característicos son la presencia de punteaduras o pequeñas manchas de color amarillento en el haz. Por el envés de la hoja puede verse la araña en todos su estadios, y tela.
En casos de grandes poblaciones puede llegar a desecar la planta por completo, aunque los daños más importantes se producen en los primeros estados vegetativos de la planta, a la que puede provocar un retraso en el crecimiento.

Agente causal

Se trata de un ácaro denominado Tetranichus urticae.

Ciclo de actividad

Comentarios ciclo:

El ciclo de desarrollo desde huevo a adulto es muy rápido, llegando a ser de 8 a 14 días con temperaturas de 23-30ºC, por lo que pueden suceder varias generaciones a lo largo de todo el año.
Si la humedad relativa es muy alta o muy baja puede provocar la mortalidad de las larvas y retrasar su desarrollo.
Se dispersan a través de todo el campo o a otras zonas con ayuda del viento.

Prevención y control

Como medidas culturales se recomiendan la eliminación de cultivos anteriores y malas hierbas, así como el empleo de dosis de abonos equilibrado.

Hay que vigilar los estados de crecimiento de la planta más tempranos, ya que es hay donde ase producen los mayores daños.

La lucha química se debe empezar a utilizar cuando se detecten los primeros estados de desarrollo de la plaga, así como dirigir los tratamientos hacia donde se encuentren los focos de infección, en el caso de que estos estén bien delimitados. Hay que prestar especial atención alas lindes y bandas de invernaderos, ya que es por esas zonas por donde se produce la entrada de la plaga.

Es especialmente importante alternar los acaricidas utilizados debido a la gran capacidad de resistencia que presentan ante estos, así como el uso de acaricidas que respeten a los enemigos naturales de la plaga.

Hay que prestar atención a la utilización de insecticidas para otros usos, ya que algunos como puedan ser los piretroides pueden hacer que las poblaciones de ácaros aumenten.

Productos afectados:
Encuentra condiciones de desarrollo más favorables en cultivos protegidos, por lo que es ahí donde se presentará con más frecuencia, pero puede encontrarse en todo tipo de cultivo hortícola, extensivo, ornamental y frutal.

++++

Foto cabecera:

«Spidermites-gardenia» de User Lucis – Trabajo propio. Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons – http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Spidermites-gardenia.jpg#/media/File:Spidermites-gardenia.jpg

 

Comparte:



Publica tu comentario


Suscríbete al Agroboletín

Recibe semanalmente ofertas y análisis de los productos más interesantes.