Filtros aplicados:

Rokohumin Abono Liquido Universal Organico Mi

Rokohumin está certificado para su uso en la unión europea y es apto para uso en agricultura ecológica. su eficacia como abono líquido está demostrada por numerosos estudios científicos y por la experiencia positiva de nuestros clientes. composición nitrógeno min 4% fósforro min 2.23% potasio min 3.16% ácidos húmicos 9.98% composición/información de los componentes sustancia activa: fertilizante organo-mineral. sustancias inertes: residuos inorgánicos e inertes. propiedades fisico-químicas aspecto: liquido color: terroso tipo de formulación: concentrado orgánico olor: neutro volátiles: ninguno solubilidad: alta - ph: 6,5-7,0 - densidad: 1,25 kg/l. punto de ignición: no inflamable temperatura de autoignición: ninguna aplicación: fertilizante promotor de crecimiento vegetal presentación: liquido rokohumin rokohumin es un abono universal líquido orgánico – mineral compuesto de aminoácidos naturales, minerales y ácidos húmicos apto para aplicaciones foliares, sistemas de riego tradicionales o riego por goteo. rokohumin líquido es un abono universal apto para el uso en todo tipo de plantas y cultivos y neutro para el medio ambiente. su composición ha sido desarrollada con la finalidad de potenciar la capacidad de las plantas de absorber los nutrientes esenciales a través de la superficie de las hojas. la equilibrada composición de aminoácidos naturales, ácidos húmicos y minerales garantiza una rápida y uniforme absorción de los componentes del abono. la consecución de unos resultados óptimos está ligada a su uso de forma regular y respetando las concentraciones indicadas. rokohumines apto para su uso tanto en superficies al aire libre como en invernaderos con distintos sistemas de riego inclusive el de riego por goteo. ventajas de uso de ácidos húmicos aumentan la permeabilidad de las membranas celulares lo que reactiva la respiración de las plantas, mejora su metabolismo y la síntesis de proteínas e hidratos. mejoran la fotosíntesis y activa la producción de clorofila incluso con una intensidad de luz baja por ejemplo en invernaderos de plástico o vidrio. influyen en la capacidad de absorción de los nutrientes (combinan micro y macro-elementos para la formación de agentes quelantes que facilita la absorción de nutrientes). ejercen una influencia positiva en el desarrollo de las raíces de la planta, incrementa la capacidad de desarrollo de la planta y su estado de salud general. aminoácidos son elementos universales en la formación de fermentos y fitohormonas responsables del desarrollo y la actividad vital de la planta en sus distintas fases de vegetación, incluyendo la floración, maduración y creación de fruto. contienen en la cadena de proteínas todos los micro y macro elementos necesarios para las plantas disminuyendo así la necesidad de aplicación de abonos minerales. son un activador orgánico del proceso de formación de la clorofila y cloroplastos lo que proporciona una mejor fotosíntesis. facilitan el desarrollo del sistema de raíces, y la absorción de los nutrientes presentes en el terreno. contribuyen a la formación de las estructuras orgánicas responsables de las características gustativas de la planta permitiendo alcanzar la máxima calidad de las proteínas, hidratos, grasas y propiedades aromáticas. realizan funciones de anti estrés en las plantas aumentado de esta forma su resistencia a la falta o exceso de agua, enfermedades y parásitos. proporcionan un aumento de la capacidad de regeneración de los daños provocadas por las inclemencias del tiempo o por el manejo. contribuyen a alcanzar el máximo potencial genético de la planta mejorando las características hereditarias. la aplicación foliar de los aminoácidos obtenidos de proteínas animales supone la mejor forma de alimentación para las plantas. uso y dosificación: se inicia la aplicación mediante la pulverización sobre la superficie de la hoja en el periodo de formación de la masa foliar (40-50%). en esta fase el uso del abono resulta óptimo dado que se produce la mayor absorción de los nutrientes por la planta que estimulan el desarrollo y crecimiento del sistema de raíces. los mejores resultados se obtienen con una aplicación regular de (1 vez cada 14-21 días) durante todo el período vegetativo de la planta. la dosis recomendada oscila entre 2.5 a 5 litros por hectárea o 2.5 a 5 litros por cada 150 litros de agua en cultivos de siembra. dependiendo del cultivo, se puede mezclar en el abono con otros elementos necesarios para la protección de la planta o abonos líquidos minerales aprovechando un única aplicación. en el caso de mezcla con otros abonos minerales, es recomendable sustituir gran parte de la dosis del abono mineral con rokohumin de esta forma se limitará el uso excesivo de nitrógeno y la planta recibirá nutrientes esenciales y microelementos.

Formatos: 10,00 l25,00 l

5,72 € / l (IVA incl.)